La interfaz de pulsos automáticos (API) se ha creado con el fin de evitar los problemas que se producen al derivar la señal de velocidad del vehículo, con el objetivo de alimentar un dispositivo, como un sistema de navegación, el control de crucero, una alarma, una caja negra, un taxímetro o equipos de datos de accidentes.

En ocasiones, esto puede generar problemas en el sistema de gestión del motor; el sistema de navegación no detecta el pulso de manera correcta; pequeños picos de interferencia en la señal pueden hacer parecer que el vehículo se está moviendo cuando en realidad está detenido, o la señal puede ser demasiado débil para que el sistema al que está conectada funcione.












Una API puede solucionar varios problemas. Está provista de un amplificador capaz de mejorar una señal de velocidad del vehículo (o señal de régimen del motor) en un pulso de bloque de 10 V, e incluye un filtro que se ocupa de los picos de tensión y las interferencias. Apto para tensiones de 12 a 24 V.
La API resuelve el 98 % de todos los tipos de problemas que puedan afectar la señal de velocidad de un vehículo.

API folleto (solo en inglés)API artículo

Para pedir una API, inicie sesión en la parte superior de esta página con su nombre de usuario y contraseña. ¿Todavía no tiene una cuenta? Si no tiene una cuenta, haga clic aquí para registrar una nueva.


API-4: 75 Euro IVA excluido
API-4S (sensitive): 85 Euro IVA excluido
API-4D (double frequency): 95 Euro IVA excluido

Los comentarios están cerrados.